Pese a la pandemia, viene un gran año para Guanajuato
Pese a la pandemia por Covid-19 los guanajuatenses hoy estamos de pie; con nuestro trabajo y esfuerzo pudimos salir adelante de la contingencia más grave de los últimos 100 años.

Desde antes de la llegada del Covid-19, la economía nacional retrocedió hasta llegar a un crecimiento de cero, producto de un mal manejo del Gobierno federal, que además castigó a los estados cancelando las obras de infraestructura y reduciendo las aportaciones federales.

La llegada de la pandemia empeoró de manera drástica la situación. El Gobierno federal se rehusó a cambiar su estrategia y se negó a apoyar a los estados ante esta situación extraordinaria, obligándolos a afrontar la crisis, con sus propios recursos.

Por fortuna para el Estado, desde el primer momento de la contingencia, Guanajuato tomó acciones rápidas y efectivas, como invertir más recursos para hacer más fuerte al Sistema Estatal de Salud, suspender las clases, incluso antes de que lo hiciera la Federación, así como diversas acciones coordinadas con empresas, para proteger los empleos y asegurar los recursos de las familias.

Otra de las cosas que hizo que en el Estado estuviéramos mejor parados ante la contingencia sanitaria, fue el Sistema Estatal de Salud, que incluso antes de la pandemia, ya se consolidaba como uno de los mejores del País, que luego fue fortalecido con inversiones importantes en infraestructura, equipamiento, medicinas y estímulos al personal. 

Luego vino el segundo momento, en el que rápidamente, la contingencia sanitaria se convirtió en una contingencia económica, lo que por fortuna, se combatió con una rápida respuesta del Gobierno Estatal.

Programas económicos

El Gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo definió de inmediato las prioridades: cuidar la salud y proteger los empleos de las familias guanajuatenses.

Apoyar a los más necesitados, a los que se les entregaron 200 mil despensas para atender sus requerimientos básicos. 

Implementó el Programa Impulso Económico GTO, primero con un monto de 800 millones de pesos, a los que se sumaron 3 mil millones de pesos que se otorgaron en créditos a las micro, pequeñas y medianas empresas para que siguieran adelante; se evitó la pérdida de 100 mil empleos. 

Se implementaron programas, como Empleo Temporal, dirigido a quienes se quedaron sin trabajo; y Vales Grandeza, para las familias que además de alimento requerían otros apoyos.

Otros programas importantes fueron los de Impulso al Campo, con una inversión de 332 millones de pesos, y una nueva marca turística, “Guanajuato Vive Grandes Historias”, para atraer visitantes teniendo el distintivo “Guanajuato Sano” para la seguridad de los visitantes.

— No te pierdas