¿Por qué hay un Día Internacional de la Cerveza?

Esta celebración se lleva a cabo el primer viernes de agosto para reconocer a los trabajadores involucrados en cada eslabón de la cadena de esta industria
Foto: Agencia Reforma.

El primer viernes de agosto de cada año se celebra el Día Internacional de la Cerveza con el objetivo de reconocer a los trabajadores involucrados en cada eslabón de la cadena de esta industria, y, ¿por qué no? es un buen pretexto para reunirse con amigos y familiares a disfrutar un buen tarro de cerveza.

El origen de esta cerveza es sagrado pues se cree que los sumerios, un pueblo del sur de Mesopotamia que floreció entre el 4100 y el 1750 a.C fueron los primeros en producir cerveza para ofrecerla de ofrenda a sus dioses y para realizar rituales en sus santuarios.

La cerveza fue fabricada mayormente por mujeres en su tarea de generar productos alimenticios para sus familias. En un inicio, su elaboración era muy parecida a la del pan y se utilizaban los mismos ingredientes: granos, levadura y agua. Por ello, también se conocía a la cerveza como “pan líquido”.

A través de los años, esta bebida se extendió por todo el mundo y se fue adaptando con los ingredientes y características de cada lugar; aunque, por lo general, el grano base más popular para la producción de cerveza es la cebada.

Las cervezas alemanas, belgas y polacas son reconocidas como las mejores del mundo al evaluar su aroma, cuerpo, color y espuma; pero las mexicanas no se quedan atrás, pues de acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria de la Cerveza y la Malta, esta bebida espumosa es el principal producto de exportación en nuestro país.

En Latinoamérica es el tercer país que más consume cerveza con 60 litros per cápita al año. Tiene propiedades nutritivas pues es una bebida rica en vitaminas, proteínas, antioxidantes y ácido fólico, además de que es diurética. Por ello se recomienda su consumo, siempre y cuando sea con moderación.

— No te pierdas