Vuelve reina a Londres para funeral

El ataúd de la monarca Isabel II salió de su amada Escocia y aterrizó el martes por la noche en Londres
Foto: Shutterstock.

A su regreso a Inglaterra se reunió una multitud a lo largo de la ruta que la llevaría al Palacio de Buckingham. Su hijo, el rey Carlos III, regresó aparte a Londres desde Irlanda del Norte.

La visita del nuevo rey provocó en Irlanda un raro momento de unidad de los políticos en una región con una identidad británica e irlandesa en disputa y que está profundamente dividida sobre la monarquía.

El C-17 Globemaster militar que transportaba el ataúd del monarca aterrizó en RAF Northolt, una base de la fuerza aérea al oeste de la ciudad, aproximadamente una hora después de partir de Edimburgo. 

La primera ministra del Reino Unido, Liz Truss, el secretario de Defensa, Ben Wallace, y una guardia de honor militar se encontraban entre los que saludaron el ataúd en la base.

Charles y otros miembros de la familia inmediata se reunirán con el ataúd en el Palacio de Buckingham, donde pasará una última noche en la casa de la reina en Londres. 

Anteriormente, el ataúd de roble cubierto con una bandera fue llevado desde la Catedral de St. Giles en Edimburgo al son de las gaitas. Las multitudes que bordeaban la Royal Mile prorrumpieron en aplausos, antes de ser conducido al aeropuerto.

El gobierno escocés dijo que 33 mil personas desfilaron en silencio frente al ataúd en las 24 horas posteriores a su traslado a Edimburgo desde Balmoral.

En Irlanda del Norte, cientos de personas se alinearon en la calle que conduce al castillo de Hillsborough, cerca de Belfast, la residencia oficial de la familia real en esta nación.

— No te pierdas