Lanza la NASA misión única

La NASA está un paso más cerca de la luna. Se planea que sea el próximo 13 de junio cuando lanzarán la nave espacial llamada Rocket Lab Photon
Foto: Agencia Reforma

Alejandra Carrillo

La misión Experimento de Navegación y Operaciones de Tecnología del Sistema de Posicionamiento Autónomo Cislunar (CAPSTONE, en inglés) se lanzará a la Luna en menos de una semana.

Esta misión, que estaba planteada para antes del seis de junio, según el programa de la NASA, es un buscador rápido y de bajo costo de naves espaciales para el programa Artemisa, de la propia NASA.

Será el primer artefacto espacial en la historia que entre a la órbita elíptica alrededor de la Luna conocida como Órbita de halo casi rectilínea, NRHO, por sus siglas en inglés, es decir, podrá descansar en un punto gravitatorio en el espacio en el que la atracción de la gravedad de la Tierra y la Luna interactúan permitiendo una órbita casi estable.

Esta tendrá la función de hacer más sencillos los requerimientos para mantener en órbita a futuros viajes espaciales lunares, y más allá, a largo plazo.

Se planea que la nave espacial Rocket Lab Photon, que llevará el satélite de CAPSTONE, despegue el próximo lunes 13 de junio después de diversas pruebas y tras varios retrasos.

El “Cubesat Cislunar Autonomous Positioning System Technology Operations and Navigation Experiment” (CAPSTONE), propiedad y operado por Advanced Space en Westminster, Colorado, será la primera nave espacial en probar esta órbita.

Los investigadores quieren demostrar que la órbita requiere menos combustible y permite un contacto constante de comunicaciones directas con la Tierra a medida que la nave espacial orbita a la Luna.

Los ingenieros esperan que les permita estacionar naves espaciales más grandes en órbita lunar, incluida la estación espacial Gateway, en órbita alrededor de la Luna durante unos 15 años.

Entre los objetivos de esta misión para la NASA se encuentra:

-Verificar las características de una órbita de halo casi rectilínea para futuras astronaves.

-Demostrar la entrada y estabilidad de esta órbita única en su tipo que proveería de una grande y eficiente ruta a la superficie de la Luna y de regreso.

-Demostrar un servicio de navegación de nave espacial a nave espacial que permitiría a futuras naves determinar su ubicación relativa a la Luna sin requerir exclusivamente un seguimiento desde la Tierra.

-Sembrar las raíces para un apoyo comercial para futuros operativos en la Luna.

-Ganar experiencia con dedicados y pequeños lanzamientos de CubeSats más allá de órbitas cercanas a la Tierra y llevarlas a la Luna y más allá. Los CubeSats son nanosatélites, cuya estructura es escalable en cubos de 10 cm de arista y masa inferior a 1.33 kg.

 

Foto: Agencia Reforma

— No te pierdas