Federación incrementa alarmantemente poder a las Fuerzas Armadas

Llama Causa en Común sostuvo que en México se ha puesto en marcha “una nueva andanada militarista”

El gobierno federal ha dejado en claro su desprecio a la estructura legal e institucional de nuestro país a fin de ampliar los márgenes para un ejercicio arbitrario del poder, refirió Causa en Común.

Al fijar su postura sobre el decreto que emitió el presidente Andrés Manuel López Obrador para blindar sus obras y entregarlas a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Causa en Común indicó que en este contexto que se ha incrementado de manera alarmante el poder de las Fuerzas Armadas, en la forma de presupuesto, fideicomisos, negocios diversos y atribuciones de toda índole.

“Después de numerosas revelaciones sobre irregularidades en el manejo de recursos por parte de la Secretaría de la Defensa Nacional, la respuesta fue otorgarle al general secretario una medalla a la ‘honestidad’, a lo cual el premiado respondió con un exhorto para que los mexicanos se unan al proyecto político del actual gobierno. Dicho exhorto viola el carácter políticamente neutral que deben guardar las Fuerzas Armadas y viola la ley de disciplina del Ejército, en la cual se prohíbe a un militar en servicio activo “inmiscuirse en asuntos políticos, directa o indirectamente”, explicó la ONG.

Refirió que al continuar con esta nueva andanada militarista, también se emite un Acuerdo que pretende catalogar cualquier obra pública como un asunto de “seguridad nacional” y exentarla de los trámites y autorizaciones que la ley obliga, por lo que “el Acuerdo es flagrantemente inconstitucional y viola toda suerte de leyes relativas a transparencia, competencia económica, medio ambiente, debido proceso, consulta previa y progresividad en materia de derechos humanos, además de tratados comerciales”.

Causa en Común dejó claro que las Fuerzas Armadas son indispensables para cumplir con las funciones que constitucionalmente les corresponden, y tienen una bien ganada acreditación social.

Sin embargo, se continúa abusando de sus capacidades y de su lealtad, se continúa atentando contra el equilibrio civil-militar y contra derechos fundamentales, y se insiste en debilitar a nuestra democracia a fin de perpetuar de manera ilegítima un proyecto político”.

Por último, hicieron un llamado urgente a las Fuerzas Armadas, a los partidos políticos, a los legisladores, a los ministros de la Suprema Corte y a la sociedad civil para unirse en la defensa de nuestra Constitución y nuestras libertades.

— No te pierdas