Advierte IDIC que recesión en EU frenará a México

Si la recesión llega a la actividad industrial estadounidense, las exportaciones y el crecimiento de México se frenarían y esto implicará una alza de interés por parte de Banxico
Foto: Agencia Reforma

Alertó el Instituto para Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico, que el Gobierno de México debe prepararse porque la Reserva Federal de Atlanta advirtió que el segundo trimestre de 2022 tiene la evidencia de una desaceleración en Estados Unidos, lo que implica una recesión, y si esto llega a la industria norteamericana, las exportaciones mexicanas se “frenarán” y con ello el motor del crecimiento.

México debe prepararse, particularmente porque la Reserva Federal tiene la evidencia de que habrá una recesión en Estados Unidos”, precisó el analista y Director del IDIC, José Luis de la Cruz.

Sobre el tema, explicó el analista financiero que si esta recesión llega a la actividad industrial estadounidense, las exportaciones mexicanas se frenarán y con ello el motor de crecimiento que ayudó a la economía mexicana, un escenario que se vinculará con el alza de las tasas de interés que el Banco de México aplicará en los meses por venir.

Acerca del siguiente paso que viene e incluye a México, manifestó De la Cruz que se dará a través de los “ajustes presupuestalesque los gobiernos deberán realizar para enfrentar el mayor costo financiero provocado por el alza en las tasas de interés.

Recordó el Director del ICI que cuando el valor de los derivados financieros superó en 30 veces el valor del PIB mundial, fue claro que la arquitectura financiera era insostenible.

“La producción real pagó el costo: la actividad industrial de Estados Unidos tardó 10 años en recuperar su nivel previo y el gobierno debió entrar al rescate del sistema financiero para evitar un colapso mayor; el costo fue contraer una mayor deuda”, explicó.

Subrayó el analista económico que la especulación financiera y la reactivación económica, incubaron una burbuja de precios que en solo dos años propició un aumento de 300% en el precio de las materias primas; algo similar a lo que ocurrió en 2001 y 2009, cuando la especulación financiera propició dos recesiones en menos de una década.

Fue en este 2022, dijo, cuando la nueva burbuja de precios alrededor de las materias primas se hizo visible públicamente, aunque su existencia se analizaba desde inicios del 2021 cuando se identificó la configuración de la “superburbuja”.

Aseguró que la principal consecuencia de esta “superburbuja” es la inflación que hoy se vive en los hogares de Europa, Estados Unidos, Canadá y América Latina: una escalada de precios que ha provocado el incremento de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal, una acción que llevará al mundo a una segunda etapa: encarecimiento del crédito al consumo y la inversión y a un incremento en el costo financiero de la deuda de los gobiernos.

Dijo que los primeros efectos se han hecho visibles a través del mercado financiero, de ahí que entre enero y los primeros días de junio el Índice Dow Jones haya perdido el 18% de su valor, el euro frente al dólar 8.3% y el bitcoin 61.5% de su valor frente al dólar: es el reflejo de

cómo los capitales restructuran sus inversiones y derrumban el castillo de naipes que se construyó en torno a las criptomonedas y se alejan de las zonas de alto riesgo.

— No te pierdas