Reducen automatización de autos

La producción mundial de autos ha sufrido una caída del 60% debido a la escasez de semiconductores; prevén que dure el desabasto hasta finales del 2024 o principios del 2025
Foto: Agencia Reforma

Moisés Ramírez

Las armadoras de vehículos están sacando al mercado vehículos menos automatizados debido a la severa escasez de semiconductores que prevalece a nivel global, aseguró Eduardo Solís Sánchez, ex presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

En entrevista posterior a su participación en la 12ava edición del evento Proveedor Automotriz, organizado por el Cluster Automotriz de Nuevo León (Claut), estimó que el desabasto de chips durará hasta finales del 2024 o principios del 2025.

Señaló que los vehículos están siendo vendidos con la falta de alguna función operativa, pero que las armadoras se están comprometiendo a instalárselas de manera gratuita una vez que comiencen a llegar las piezas.

El consultor refirió que la escasez de chips es la principal causa de la caída del 60 por ciento que ha sufrido la producción mundial de vehículos.

Añadió que la industria automotriz demanda sólo el 8 por ciento de la fabricación global de semiconductores y el resto es adquirido por otras industrias, como las fabricantes de computadoras, gadgets entre otras, las cuales arreciaron sus pedidos a raíz del home office.

“No hay suficiente producción de semiconductores en el mundo (…) y la fabricación de vehículos la están haciendo regresando a versiones menos automatizadas”, comentó.

En su conferencia “Los Retos para el Sector Automotriz de México dentro del nuevo Entorno Global“, Solís Sánchez, agregó que otro de los principales desafíos para el sector es la escasez de contenedores.

Principalmente los que atraviesan por el Pacífico provenientes de Corea, China y Japón.

Destacó que, además del elevado costo, los tiempos de llegada al País se han extendido hasta 70 días, cuando normalmente el tiempo promedio era de un mes.

“Ésta escasez que hay de contenedores en el Pacífico hace que las cadenas de suministro se rompan y generen disrupciones“, expresó.

Solís Sánchez refirió también que para que una empresa de autopartes pueda convertirse en un proveedor de talla mundial y atender a las armadoras o empresas TIER1 o TIER2, es necesario que ésta cuente con capacidades financieras a través del acceso a créditos para capital de trabajo y maquinaria y equipo.

Pero sobre todo, resaltó que atrás de ello las empresas deben contar con procesos y la certificación de los mismos dado que son requerimientos indispensables que requiere la industria automotriz.

Esos son otros retos y tienen que acercarse a la banca de desarrollo y además tener socios que les permitan tener el tamaño que requiere la industria automotriz; hay mucho que se requiere hacer como la capacitación en el recurso humano“, indicó.

— No te pierdas