Niega Sheinbaum buscar candidatura

En un intento por no ser reprendida por el INE, Claudia Sheinbaum argumentó que sus supuestas aspiraciones a la candidatura presidencial son conjeturas y especulaciones de terceros
Foto: Agencia Reforma.

Érika Hernández

La funcionaria impugnó ante el Tribunal Electoral federal las medidas cautelares de la Comisión de Quejas del INE, acordadas la semana pasada, en las que ordenó, a ella y otros 30 funcionarios, frenar su participación en actos proselitistas, como los realizados en el Estado de México y Coahuila, al considerar que su activismo podría derivar en actos de precampaña y campaña rumbo a las elecciones de 2023 y 2024.

En el recurso, firmado por Sheinbaum y no por su representante legal, recuerda que, en diversos momentos, consejeros y magistrados exculparon a Andrés Manuel López Obrador de supuestos actos anticipados por sus declaraciones y giras por el país.

Afirmó que ella no es responsable de que periodistas y las personas que le gritan “Presidenta” en giras consideren que es una servidora pública “que representaría una buena opción” para ser postulada como candidata a la Presidencia en 2024.

Incluso, acusó a los reporteros de interpretar sus declaraciones, pese a que no ha dicho que quiere ser candidata ni ha llamado a apoyarla.

“(Esos hechos) de ninguna manera muestran que tengo una aspiración de registrarme como precandidata en la precampaña de Morena que tendrá lugar dentro de aproximadamente 18 meses.

“A diferencia de otros servidores públicos que sí han manifestado públicamente su interés en contender por la candidatura presidencial de Morena, mi supuesta aspiración es una conjetura, que la autoridad presumió y especuló a partir de la opinión y expresión de ideas de otros ciudadanos”, apunta.

En el documento de 88 cuartillas, Sheinbaum resume 18 procedimientos resueltos entre 2015 y 2022, siete de ellos contra López Obrador, en los que se acusa a servidores públicos de actos anticipados de precampaña y campaña, uso de recursos públicos y propaganda personalizada ilegal.

En esas quejas también fueron denunciados el panista Ricardo Anaya, el priista José Antonio Meade, la candidata independiente Margarita Zavala y varios gobernadores.

Se advierte que la Sala Superior y en algunos casos el INE determinaron que asistir a actos partidistas no implicaba proselitismo ni promoción personalizada, ni mucho menos actos anticipados, sino eventos de libre expresión.

Al igual que en esas denuncias, recalca Sheinbaum, nunca llamó al voto, se refirió de manera directa al proceso electoral de 2024, habló de su aspiración en el futuro o se presentó una plataforma política rumbo a la elección presidencial.

No existe base jurídica ni material para responsabilizar a la servidora pública en cuestión por hechos o conductas que despliegan terceros completamente ajenos a ella”, añade en el documento en el que se refiere a ella en primera y tercera persona.

Por ello, acusa al INE, de fortalecer “artificialmente” las acusaciones en su contra para reprenderla, por lo que pide aplicar los criterios de dichas sentencias en su caso y anular las medidas cautelares en su contra.

 

Contra Murayama

 

Así como la Comisión de Quejas ordenó que la Jefa de Gobierno –y a otros 29 funcionarios– borrar de sus redes sociales sus mensajes sobre el evento de Coahuila, ella pide que al consejero Ciro Murayama se le ordene quitar aquellos en los que se refirió al acuerdo electoral para frenar actos proselitistas de Morena.

En esos mensajes, el consejero demandó a todos los partidos no adelantarse a los tiempos y acusó posibles actos de precampaña y campaña.

Sheinbaum acusa que Murayama ya los juzga de cometer una ilegalidad, cuando es la Sala Especializada del Tribunal Electoral la que se pronunciará sobre el fondo del asunto, por lo que genera desinformación.

— No te pierdas