Detectan en México 788 casos de Viruela Símica

La Secretaría de Salud confirmó 788 casos de Viruela Símica en 28 entidades; lideran lista CDMX con 422 contagios, Jalisco con 127 y Edomex con 51
Foto: Agencia Reforma.

Hasta el 5 de septiembre, en el País se han confirmado 788 casos de Viruela Símica en 28 entidades, según el último reporte epidemiológico de la Secretaría de Salud.

Una persona falleció por choque séptico, neumonía adquirida e infección por virus de inmunodeficiencia humana. Durante su atención médica se identificó con lesiones compatibles con viruela símica; al practicarle la prueba, resultó positiva.

Esta defunción notificada en semanas anteriores continúa bajo análisis para definir si existe causa atribuible a la infección por virus de la Viruela Símica.

Según la Secretaría de Salud, las entidades donde se registra el mayor número de casos son Ciudad de México, con 442 contagios; Jalisco, con 127; Estado de México, con 51; Yucatán, con 49; Quintana Roo, con 19; Chiapas, con 14; Nuevo León, con 10.

Del total de casos confirmados, 98 por ciento corresponde a varones y 2 por ciento a mujeres; 44.4 por ciento de las personas tiene entre 30 y 39 años, es decir, 350 de los 788 confirmados.

Asimismo, 11 tienen menos de 20 años; 195, de 20 a 29; 178 entre 40 y 49; 46 de 50 a 59; y ocho personas, 60 años o más.

Al 2 de septiembre, en el mundo se reportaron 52 mil 015 casos confirmados en 102 países, así como 18 defunciones.

La dependencia indicó que esta enfermedad se transmite por contacto directo con las secreciones de una persona enferma a través de mucosas o lesiones de la piel, gotitas respiratorias y objetos contaminados con líquidos corporales.

La enfermedad dura en promedio 21 días.

Se puede prevenir al evitar contacto físico directo con personas enfermas o que se sospecha pudieran tener la enfermedad. El contacto sexual es una actividad que debe tomarse en cuenta, ya que se contagia por contacto muy estrecho entre dos o más personas.

Quienes cuidan a familiares con la enfermedad deben lavar con agua tibia y detergente la ropa, toallas y sábanas de la persona enferma y los utensilios para comer; además, limpiar y desinfectar superficies contaminadas.

En caso de presentar síntomas, las y los pacientes deben evitar acercarse a otras personas y no acudir a lugares públicos.

— No te pierdas