¿Cómo llegó una mujer a aparecer en la icónica fotografía de Villa y Zapata?

Dolores Jiménez y Muro, tuvo una labor que le valió ser llamada “La Antorcha de la Revolución”, sin embargo, no ha recibido el reconocimiento que merece
Foto: Cortesía.

En la nota interactiva de hoy, conocerás a Dolores Jiménez y Muro, una mujer visionaria que tuvo una elemental participación en la Revolución Mexicana.

El 6 de diciembre de 1914, el fotógrafo Casasola tomó la foto que inmortalizó el fin de la Revolución Mexicana.

Pancho Villa, sentado en la silla presidencial en Palacio Nacional, acompañado por Emiliano Zapata, Tomás Urbina y Otilio Montaño.

En ella aparece Dolores Jiménez y Muro. ¿Quién es y cómo llegó a aparecer en dicha foto?

Dolores fue una profesora que incursionó en la escritura, la poesía y la política. Desde 1900, ya participaba en los círculos clandestinos de oposición a la dictadura porfirista y de lucha por los derechos de la mujer y los obreros.

Fue encarcelada en tres ocasiones: por su trabajo en el periódico “Vésper”, y por su participación en el Plan Político y Social de Tacubaya y en la promoción para derrocar a Huerta, también formó el club femenil Hijas de Cuauhtémoc que entre sus causas buscaba la igualdad en salario entre hombres y mujeres.

Zapata la invitó a colaborar en sus filas y la nombró coronel del Ejército Libertador del Sur. Dolores elaboró el prólogo (y probablemente el texto final) del Plan de Ayala.

Su labor le valió ser llamada “La Antorcha de la Revolución”, sin embargo, no ha recibido el reconocimiento que merece.

“Es tiempo de que las mujeres mexicanas reconozcan que sus derechos y obligaciones van más allá del hogar”, expresaba la histórica Dolores Jiménez y Muro.

¡Cónoce nuestro TV4 interactivo! Clic aquí.

— No te pierdas