Se suma León a protocolo para el tratamiento de la hipertensión

El objetivo es estandarizar y homologar la atención y el tratamiento de la enfermedad en todos los sistemas de salud públicos y privados del país
Foto: Cortesía.

El sector médico de León se suma a la aplicación del Protocolo Técnico para el Tratamiento de la Hipertensión Pulmonar, primer y único documento médico en su tipo en Latinoamérica, cuyo objetivo es estandarizar y homologar la atención y el tratamiento de la enfermedad en todos los sistemas de salud públicos y privados del país.

“La parte sustancial es que tengamos en todos los subsistemas, el tratamiento farmacológico para poder cambiar la expectativa de vida de quien lo padece. Un paciente sin tratamiento tiene una esperanza de vida de tres años y medio, mientras que alguien con tratamiento, su panorama cambia notablemente hasta 10 o 15 años, además de asegurar una mejor calidad de vida”, explicó la Dra. Nayeli Zayas Hernández, jefa del departamento del Instituto Nacional de Cardiología “Ignacio Chávez”.

Este protocolo creado por el Consejo de Salubridad General, en colaboración con instituciones como ISSSTE, IMSS, SEMAR y SEDENA, busca mejorar el diagnóstico oportuno de la Hipertensión arterial pulmonar y la Hipertensión Pulmonar Tromboembólica Crónica, así como la correcta aplicación de su tratamiento.

“El identificar todas las características de los pacientes y llevar el tratamiento requerido es justamente la parte importante. Un padecimiento que es raro, porque en la prevalencia tiene un promedio de 17 casos por millón de habitantes y en incidencia, un paciente por cada millón de habitantes. Un padecimiento raro que no siempre se identifica”, señaló la especialista, en entrevista para Tv4.

Dentro de las ventajas de este protocolo se incluyen terapias innovadoras e intervenciones quirúrgicas, que se encuentran apegadas a los más novedosos estándares y guías internacionales. Incluyen los medicamentos recientemente incluidos en el Compendio Nacional de Insumos para la Salud, para su aplicabilidad en el Sistema Nacional de Salud, para toda la población sin importar su derechohabiencia.

Se estima que en México más de 7 mil personas viven con HAP y HPTEC, enfermedades raras, progresivas, incapacitantes y potencialmente mortales, que suelen confundirse fácilmente con otros padecimientos. Los síntomas son inespecíficos, pero existen algunas manifestaciones que lo identifican.

“Los síntomas más frecuentes es cansancio y falta de aire. Una persona que empiece a fatigarse al realizar la actividad física que siempre ha hecho, es un dato que hay que poner en alarma. No es normal cansarse cuando antes no lo hacía. Los síntomas más graves se presentan al vivir un desmayo al mínimo esfuerzo, así como la hinchazón de piernas y abdomen, lo que significa insuficiencia cardiaca”, informó.

— No te pierdas