Lleva Don Pedro alegría por los cielos

Pedro Corona ha volado globos aerostáticos desde hace más de dos décadas y es una alegría que comparte cada año con los asistentes al FIG
Foto: Especial

No pocas personas tienen la ilusión de volar en un globo aerostático, pero no muchas tienen el privilegio de vivir la experiencia; es por ello que una de las satisfacciones del veterano piloto mexicano, Pedro Corona, es poder ayudar a que puedan hacerlo en el Festival Internacional del Globo (FIG) de León.

Don Pedro eleva aerostatos a pocos metros del suelo a los cuales los asistentes pueden subirse y experimentar, aunque sea de manera breve, cómo es subirse a un globo.

El originario de la Ciudad de México señaló que, junto con la compañía con la que colabora, desde las primeras ediciones ha participado en el Festival Internacional del Globo; refirió que es una bonita experiencia  también para él.

“Es bonito, es satisfactorio; he vivido muchas experiencias muy bonitas en estos 20 años de estar viniendo aquí a este festival y, afortunadamente todavía seguimos”, compartió Don Pedro.

Aunque ha venido por dos décadas, don Pedro aseguró que cada año se lleva experiencias distintas y recuerdos que guardará para toda su vida.

No obstante, comentó que no es fácil ser un piloto, pues se requieren de conocimientos técnicos y otros requisitos para poder volar un globo aerostático.

“Es un proceso de licencias, exámenes médicos, meteorología. Cualquiera puede volar un globo, pero el piloto es el que, cuando hay problemas, sabe resolverlos; hay mucho viento, los aterrizajes son duros; pero, sobre todo salvaguardar la seguridad de la gente, por eso cuando hay mucho viento, no se sube. En los globos sabes dónde despegas, pero nunca vas a saber dónde vas a bajar”, puntualizó el piloto.

Para Pedro Corona, afirmó que su trabajo es un motivo de alegría que puede compartir con quienes, como él, tienen la ilusión de volar en globo.

— No te pierdas