Le dan 25 años de cárcel por asesinato de su padre

El responsable nunca perdonó a su progenitor la separación con su madre y durante cuatro años acumuló un rencor que estalló en los primeros minutos del año nuevo
Luis David llegó el 31 de diciembre del 2020 a casa de su víctima. Foto: Fiscalía de Guanajuato.

En juicio de procedimiento abreviado, un hombre fue sentenciado a 25 años en la cárcel, al ser hallado culpable en el delito de homicidio en razón de parentesco.

El acusado nunca superó ni perdonó a su progenitor que se haya separado de su madre desde hace cuatro años.

Los hechos ocurrieron el pasado 31 de diciembre del 2020, aproximadamente a las 23:30 horas, cuando Luis David llamó a su hermano, a quien no veía desde hace tiempo y le comunicó que estaba por llegar al domicilio de la calle Templo del Adivino, y le pedía que lo recibiera porque quería saludarlo a él y a su papá.

El hermano accedió a abrir la puerta del domicilio a Luis David 10 minutos después, sin imaginar la tragedia que estaba por ocurrir.

El imputado llegó y preguntó por su papá. Le informaron que se encontraba en su cuarto y se encaminó a la habitación en la que ingresó solo. En solo cinco minutos que transcurrieron se empezaron a escuchar ruidos y golpes. En ese lapso, este sujeto arrojó un acelerante a su progenitor y utilizando cerillos y un encendedor prendió fuego a la víctima, mientras lo lesionaba con un pica hielo.

Al escuchar los gritos del lesionado, su otro hijo corrió al cuarto y al abrir la puerta salió el imputado casi corriendo; el otro hijo vio a su papá en el suelo, hincado, con fuego en la espalda y cabeza. De manera inmediata lo atendió y apagó el fuego; fue ahí cuando se dio cuenta de que tenía varias lesiones en su cuerpo.

Después de 20 minutos llegaron los cuerpos de emergencia y trasladaron al agraviado a recibir atención médica de urgencia.

Ese mismo día, la Fiscalía General del Estado tuvo conocimiento del ingreso a un hospital privado de un hombre mayor, lesionado en la madrugada que presentaba un traumatismo craneoencefálico con lesiones de arma blanca en tórax y abdomen, así como quemaduras de segundo y tercer grado.

Al intervenir agentes de Investigación Criminal, personal del nosocomio confirmaron el fallecimiento de Luis “N”, de 70 años de edad.

Agentes del área científica intervinieron el domicilio y la escena del crimen en donde se localizaron los objetos del delito, entre ellos, el mango de madera con destapador conocido como pica hielo, unas tijeras en color negro con ausencia del mango, zonas de manchas rojas con dos impresiones de calzado, una caja de cerillo, un encendedor eléctrico, dos botellas con líquido en su interior y una botella vacía, entre otros.

En el análisis de los vestigios localizados y las testimoniales obtenidas se logró confirmar la intervención del Luis David en el homicidio de su papá.

Una vez vinculado a proceso, en audiencia intermedia, el imputado solicitó la interrupción del proceso penal tras aceptar la investigación realizada por el Ministerio Público y confesar su responsabilidad en el delito de homicidio en razón de parentesco en agravio de Luis “N”.

En el desahogo del procedimiento abreviado, un Juez impuso pena privativa de libertad por 25 años, además de las sanciones económicas por la indemnización por muerte de la víctima, gastos funerarios, daños causados al inmueble, entre otros.

— No te pierdas