Investigan en Irapuato la historia de los Orozco

El Archivo Histórico de Irapuato inició el proceso a partir de una lápida, que se encuentra en el panteón municipal, en la zona antigua
Foto: Cortesía.

El Archivo Histórico de Irapuato comenzó una investigación a inicios del presente año sobre un ciudadano llamado Miguel Orozco quien presuntamente había vivido más de cien años, lo curioso es que, al buscar más documentos sobre su vida, existen trámites que datan desde antes de su nacimiento y trascendían hasta después de su muerte.

La dependencia inició el proceso a partir de su lápida, que se encuentra en el panteón municipal, en la zona antigua.

Su tumba indica que nació el 29 de octubre de 1858 y murió el 2 de septiembre de 1897 y con e mensaje: “Su esposa e hijos le dedican este recuerdo”.

Foto: Cortesía.

Los documentos que se encontraron y las fechas de los mismos, cuentan la historia no solo de un Miguel Orozco, sino de seis generaciones de hombres de la familia con este nombre, con diferentes apellidos maternos.

Franco Segoviano, investigador del Archivo de Irapuato, contó de la “dinastía” de Los Orozco se tiene documentación desde 1836 hasta 1943, cuando Miguel Orozco García, el primero del que se tienen registros, acudió a hacer su testamento a Irapuato.

“Estas tumbas, lápidas, ya muy antiguas que alberga nuestro panteón, casi todas son de principios del siglo XX o del siglo XIX.

Miguel Orozco García, es el primero del que se tienen documentos, pues elaboró su testamento en Irapuato, el 14 de junio de 1863. Nació en Pénjamo y vivió en Abasolo. Se casó con Dolores Morales, con quien tuvo a Miguel Orozco Morales y dos hijas más. Al fallecer su primera esposa, se casó con Refugio Gutiérrez, con quien tuvo a su hijo menor, Miguel Orozco Gutiérrez.

De Miguel Orozco Gutiérrez, se ubicó su testamento, elaborado el 21 de agosto de 1905, nació en Abasolo pero vivía en Irapuato, en la calle de la Piedra Lisa. No tuvo hijos.

De Miguel García Orozco Morales, se localizó su testamento de enero de 1884, era casado, profesor de medicina y cirugía, originario de Pénjamo. En diciembre de 1857 se casó con Margarita Santana y, dentro de sus varios hijos, se encontraba Miguel Orozco Santana, a quien pertenece la tumba del panteón municipal.

El testamento de Miguel Orozco Santana no está identificado, pero además de su lápida, se sabe que estuvo casado con María de Jesús Moussier, con quien procreó a Miguel Orozco Moussier.

De Miguel Orozco Moussier se tiene su testamento de 1941, también vivía en Irapuato y se casó con Mercedes Cavada.

En el testamento se menciona al que sería el último de los Orozco, Miguel Orozco Cavada, quien fue su heredero pero, al no contar con la edad suficiente, tuvo como tutores a Salvador Velazco Buzo y a Ignacio León Ornelas, quien fuera un importante personaje de la charrería en Irapuato.

De la descendencia de Miguel Orozco Cavada, no se tiene registro.

— No te pierdas