El mejor médico de ring

El doctor Horacio Ramírez Mercado, estuvo 30 años al frente de la la Jefatura de Servicios Médicos de la Comisión de Box y lucha del D.F. Reparó miles de rostros de boxeadores.

Un reconstructor de rostros a lo largo de más de 30 años, fue el doctor Horacio Ramírez Mercado, al frente de los Servicios Médicos de la Comisión de Box y Lucha del entonces Distrito Federal.

Su presencia en ringside de la Arena Coliseo, la México, o donde quiera que hubiera boxeo en la capital, daba seguridad a los protagonistas.

Francisco “Trompo” Márquez y el valiente dominicano Alfredo Pitalúa, escenificaron una sangrienta pelea en la Arena México, que gracias al doctor Horacio Ramírez Mercado, no tuvo un desenlace fatal.

El facultativo intervino justo en el momento cuando Pitalúa se defendía por pundonor e instinto, ya con la mandíbula rota.

Sabía siempre en qué momento suspender el combate, pues no perdía detalle de las reacciones de los púgiles al impacto de los golpes.

Además, no era un cirujano remendón. Hacía verdaderas obras de arte en cejas abiertas y labios rotos.

Como riguroso seguidor del juramento hipocrático, extendía sus habilidades incluso a los miembros de la prensa, pues llegó a operar a algunos de cirugías plásticas que no hubieran podido pagar.

Por todo eso, más que merecido resultó el homenaje que el Consejo Mundial de Boxeo rindió al ya legendario doctor Horacio Ramírez Mercado, hace algún tiempo.

El llamado Doctor Boxeo recibió placas y medalla conmemorativas por su brillante trayectoria en favor de la salud de las y los boxeadores.

— No te pierdas