F/A-18 Hornets from the Blue Angels, the U.S. Navy's flight demonstration squadron, perform at the Quebec International Air Show in Quebec City, June 14, 2008. REUTERS/Mathieu Belanger (CANADA) - GM1E46F07CN01

El arte de volar

Los espectáculos aéreos nacieron prácticamente con los Blue Angels, pero en la actualidad hay varios muy famosos. Uno de ellos el de Bélgica.

Blue Angels (“ángeles azules”) es el nombre del escuadrón de demostración de vuelo de la Armada de los Estados Unidos.

Formado en 1946 tras la Segunda Guerra Mundial, es el primer equipo de demostración aérea militar con carácter oficial.

A finales de los 60 se presentaron en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México; debut y despedida porque nunca volvieron.

Tienen la virtud de haber sido los primeros, pues hoy es común ver este tipo de espectáculos en varios países.

Uno de los más recientes, el festival aéreo de Bélgica, que presentó a mediados de septiembre todo tipo de aeronaves.

A reacción, turbohélices, acrobáticos, deportivos, de carga, antiguos de combate, los jets de la patrulla suiza (émulos de los Blue Angels) y los más modernos aviones caza entre otros.

El espectáculo tiene un rango de visión de 14 kilómetros en los que la gente se distribuye, esta vez sin zonas V.I.P. debido a la pandemia.

Velocidad, colorido, temeridad, audacia, habilidad, sonido y precisión, se reúnen en un espectáculo singular donde el cielo es el límite.

 

— No te pierdas