Brilló gracias al boicot…

En Moscú 80 varios atletas brillaron gracias al boicot decretado por Estados Unidos. Este es uno de esos casos.

El boicot estadounidense y de varios de sus seguidores a los Juegos Olímpicos de Moscú 80, lanzó a la palestra de campeones olímpicos a deportistas que difícilmente hubieran logrado tal distinción.

Una de esas atletas fue la rusa Tatiana Góyshchik, nacida el 6 de julio de 1952, en Moscú.

Sin ninguna clase de palmarés sorprendente a lo largo de su carrera, solamente se sabía que era especialista en la prueba de 4×400 m.

Pero como reza la máxima deportiva: “se compite contra lo que hay” y eso fue lo que hizo.

Sus rivales no eran cualquier cosa, pues estuvieron en la pista entre otros el Reino Unido y Alemania del Este que tenían lo suyo.

Tatiana menos que desmerecer, se lució en su relevo y colaboró para obtener la medalla dorada con el equipo ruso; atrás plata y bronce, se lo repartieron Alemania Democrática y Reino Unido.

Es más, su tiempo de 3:20.12 fue excelente para la época y, además, fue un oro, que los seguidores soviéticos recibieron más que con agrado.

Completaron aquel relevo Tatiana Proróchenko, Nina Ziuzkova e Irina Nazárova, quienes también quedaron inscritas en el libro de oro de los Juegos Olímpicos.

En el Campeonato Europeo ganó bronce en los 400 detrás dela alemana Elñke Decker y la Austriaca Karoline Káfer.

Felices 69 años a la atleta rusa Tatiana Góyshchik.

— No te pierdas