Boris Becker y Andy Murray: Dos personajes de Wimbledon.

Ambos dejaron escrita su historia en Wimbledon por hechos disímbolos, pero igual de sobresalientes.

El mes de julio en la historia de Wimbledon registra dos hechos singulares, con tenistas disímbolos.

En 1985, Boris Becker, se convirtió en el primer alemán y el más joven (con 17 años y 7 meses) en ganar Wimbledon.

Becker ganó 49 torneos individuales y 15 dobles. En individuales, obtuvo seis títulos de Grand Slam: Wimbledon en 1985, 1986 y 1989, Australia en 1991 y 1996, y Estados Unidos de 1989.

Ganó la Copa Davis 1988 y 1989 con la selección alemana. También ganó la medalla de oro en dobles masculino en Barcelona 92 junto a Michael Stich.

Por otra parte, “Andy” Murray, uno de los cuatro tenistas más exitosos del último decenio, junto con Roger FedererRafael Nadal y Novak Djokovic, también dejó su huella. ​

En julio de 2013 se convirtió en el primer tenista británico en ganar el tradicional torneo, tras 77 años de ausencia de dicho título para un británico.

El último había sido Fred Perry quien lo consiguiera en 1936.

En 2016 se coronó nuevamente campeón en Wimbledon tras vencer al canadiense Milos Raonic.

Ganó el ATP World Tour Finals 2016 al derrotar en la final, a Novak Djokovic, y finalizar la temporada como número 1.

En cuanto a la representación nacional, Murray se hizo con la medalla de oro en Londres 2012  tras vencer a Roger Federer.

Se convirtió en el primer británico en ganar el oro olímpico en tenis, desde que Josiah Ritchie lo hiciera en 1908.

 

— No te pierdas