Mentefactura: el camino a la innovación

A través del Valle de la Mentefactura, la entidad invertirá en el desarrollo tecnológico y las industrias creativas.

La mentefactura, hoy convertida en una política pública en Guanajuato, se puede aplicar para hacer más eficientes los procesos, incrementar la productividad y mantener la competitividad de las empresas para salir a los mercados mundiales.

Este término no es nuevo, fue acuñado en 2012 por el consultor especialista Juan José Goñi Zabala a través de su libro “Mentefactura: El cambio de modelo productivo”, donde explica cómo el conocimiento es el insumo principal de la creatividad e innovación, visión que, dice, da como resultado un proceso, producto o servicio con un valor agregado que se posiciona de forma central en la vida de las empresas.

El conocimiento y la experiencia de quienes participan son materia prima para encontrar y establecer estas soluciones para la industria, y es también una cultura de colaboración que favorece la formación de alianzas para aprovechar el talento y la infraestructura que ya se tiene para desarrollar los productos o servicios que se ofrecerán en el mercado.

En Guanajuato, se trabajó varios años para crear el ecosistema en el que germina esta innovación y emprendimiento. El cual, está integrado por empresarios, incubadoras, aceleradoras, fondos de inversión, start ups, mentores, consultores, empresas, parques de innovación, parques industriales y tecnológicos, universidades, centros de investigación, laboratorios, oficinas de transferencia tecnológica, centros de patentamiento y gobierno, entre otros.

¿Para qué sirve todo esto? Se requiere que las personas obtengan o desarrollen los saberes, actitudes y valores que les permitan innovar; de esta manera, sus ideas y talentos se convierten en un activo para ser aprovechado por las empresas e instituciones, incluso para crear nuevas empresas. Esto lo harán en ese ecosistema llamado Valle de la Mentefactura, el umbral de lo que será Guanajuato en los próximos 50 años.

Era de la Mentefactura

Esta era inició en Guanajuato en 2019 con la llegada a León de la Hannover Messe, la feria industrial más grande del mundo que se realiza en Alemania. Hoy, este Valle de la Mentefactura tiene objetivos en lo social, económico, educativo y en cuidado al medio ambiente, mismos que serán impulsados por el Fondo Mentefactúralo, integrado por 100 millones de pesos.

Gracias a esto, estudiantes, emprendedores, comerciantes, profesionistas, productores agrícolas pueden acceder al Valle de la Mentefactura, pues se encuentra en todo Guanajuato, en cada uno de los municipios, y al ser la entidad un centro logístico por su ubicación geográfica es también el punto de partida de la innovación y epicentro de las ideas.

¿Cómo es el modelo GTO?

  • Forma parte del Plan Estatal de Desarrollo 20-40.
  • Es parte del programa de gobierno 2018-2024.
  • Tiene objetivos precisos, medibles y alcanzables.
  • Es transversal y toca todos los ejes del programa de gobierno.

Los objetivos a tres años

  • Conectar a 50 mil miembros del ecosistema.
  • Capacitar a 800 familias en modelos de negocio basados en la economía social.
  • Formar a 20 mil estudiantes en emprendimiento e innovación.
  • Generar 400 oportunidades de negocio basadas en patentes de uso libre.
  • Promover 25 proyectos de intraemprendimiento en los clústeres del Estado.
  • Incubar 300 start ups de base tecnológica.
  • Generar 250 mentores acreditados.
  • Realizar 60 gimnasios de emprendimiento.

¿Qué busca el Fondo Mentefactúralo?

  • Apoyar a más proyectos de innovación y emprendimiento.
  • Fomentar la economía de la mentefactura.
  • Apoyar a nuestros investigadores de ciencia aplicada y desarrollo tecnológico.
  • Se implementará el Premio Guanajuato a la Mentefactura.
— No te pierdas