Giselle González Villarué:
“Mi pasión viene de transformar vidas”

Construir una mejor sociedad motiva cada día a la Ministra de Cultura de Panamá, galardonada como la Mujer del Año 2021 por la Worldwide Audiovisual Women’s Association

Sueña en grande. La gratitud, sinceridad, lealtad, humildad y el amor son los valores que enarbola Giselle González Villarrué, ex directora del Sistema Estatal de Radio y Televisión (SERTV) de Panamá. Recientemente, ha sido nombrada Ministra de Cultura de su país y es un ejemplo de que las metas sí pueden alcanzarse.

“Una de mis fortalezas es la capacidad especial de escuchar y ser visionaria, tengo una mentalidad de prosperidad, soy disciplinada, humilde porque estoy en constante evolución”, señala la Ministra, que en su tiempo como directora de la televisión pública panameña fortaleció su relación con TV4.

Con una destacada trayectoria en la industria audiovisual, González Villarrué relata que desde niña quiso trabajar en ello, incluso ser escritora, pero lo que más recuerda es que fue muy feliz, curiosa e inquieta. “Mis programas favoritos de TV eran los que mostraban cómo se filmaban las películas, también recuerdo que las noticias estaban inundadas de imágenes de niños pasando hambre en África”, lo que la llevó a pensar en ser monja misionera.

Prepararse académicamente y tener una experiencia profesional fuera de su país, específicamente en Londres, fijaron el rumbo de una carrera en ascenso con grandes satisfacciones y aportes a la industria audiovisual. Así, estaba cumpliendo su sueño.

Para trabajar en esta industria dicen que se necesita tener vocación, “no compito con nadie, solo me fijo la meta de ser mejor cada día, de aprender algo nuevo siempre, de enseñar y seguir avanzando, ser auténtica”, destaca.

Para ella, la industria audiovisual durante y después de la pandemia del COVID-19 requiere ser cada vez más colaborativa, pues es un vehículo para transformar sociedades.

Su mensaje a las mujeres va orientado a la preparación, a la formación, a que se apoye su educación desde la niñez y adolescencia. “No podemos aspirar a equidad sin preparación”, finalizó.

“Cada mensaje que construimos, la narrativa que usamos, si le impacta a una sola persona, puede ser un vehículo transformador de vidas”.

Giselle González Villarrué, Ministra de Cultura de Panamá

 

— No te pierdas