‘Enchulan’ paisas Bajío de Bonillas en Silao

A pesar de que se rehabilitó la plaza principal, faltaba pavimentar el jardín, pintar las fachadas de la iglesia y la antigua bodega de granos

Migrantes de San Clemente no olvidan sus raíces y ayudan a sus paisanos en Bajío de Bonillas, en Silao, a mejorar sus espacios.

Cuando se hizo la renovación de la Plaza Principal quedó inconclusa, algunos se conformaron, pero los que viven en el Norte no.

Faltaba pavimentar el jardín, pintar las fachadas de la iglesia y la antigua bodega de granos, que es el mayor atractivo de la comunidad.

Por ello, Arturo Gutiérrez, presidente del Club Bajío Nueva Era, y sus integrantes, decidieron no sólo concluir la obra, sino pagar mensualmente al jardinero.

Pese a que los recortes federales han afectado los programas migratorios, estos paisanos no se rinden y buscan mejorar la calidad de vida de sus compatriotas.

Aunque la lista de obras sociales es larga, hay un proyecto por el que siguen luchando: construir una estación para emergencias.

Hasta ahora han conseguido una ambulancia equipada y la donación de un terreno.

“Es vital tener la ambulancia en el rancho. Nuestra gente se transporta en bicicleta”, expresó Gutiérrez.

“Hay accidentes de los que se podrían salvar de morir, si la ambulancia llegara en menos tiempo”, finalizó el silaoense.

— No te pierdas